5 Consejos para conductores alérgicos

Conducir con alergia primaveral

Le damos la bienvenida a la primavera, y con esta fantástica estación empezamos a decirle adiós al frío, el sol brilla, las flores florecen y… llegan las alergias.

¿Sabías que las enfermedades alérgicas afectan hasta a un tercio de la población? No es de extrañar que muchos conductores se vean obligados a enfrentarse a alguna alergia cada vez que llega esta estación primaveral, tan querida por muchos, pero también tan odiada por otros muchos conductores alérgicos.

Es importante saber que estornudos, lagrimeo, picor de ojos y cansancio son algunos de los síntomas que ocasiona y que reducen tu capacidad a la hora de conducir.

Hay que tener en cuenta que los síntomas de una alergia son muy parecidos a los producidos por infecciones virales como catarros.

Para saber si realmente padecemos una alergia, debemos fijarnos en que, generalmente, los catarros no producen conjuntivitis, no nos escuecen ni pican los ojos, y solemos tener fiebre y tos.

Si los síntomas se padecen principalmente durante los días soleados, los días de lluvia se mejora pero empeora los de viento, seguramente padeces una alergia.

Si acabas de descubrir que lo que llevas un tiempo sintiendo coincide con los mismos síntomas que hemos comentado, no te preocupes, ¡bienvenido al club de los conductores alérgicos!

Principalmente, te recomendamos que acudas a tu médico para que realice las pruebas necesarias y te recete la medicación adecuada para tu alergia. Pero desde CarCrash.es nos preocupamos por tu seguridad al volante, y a continuación te ofrecemos 5 consejos para conductores alérgicos que, por nada del mundo, van a permitir que una alergia les impida disfrutar de una conducción segura. ¡Toma nota!

Consejo #1: Aire acondicionado

Si tu coche no tiene filtros HEPA (filtros antipolen), es mejor no activar el aire acondicionado para evitar que, al utilizar el aire del exterior, entre más polen y sufras un ataque alérgico.

Calculadora de indemnización por accidente

Consejo #2: Ventanillas y gafas de sol

Para defendernos de la alergia, la mejor forma es evitar que las partículas de polen y polvo lleguen a nosotros. ¿Cómo? Subiendo las ventanillas del coche. Por otra parte, las gafas de sol te protegerán los ojos de alérgenos, reduciendo el picor y lagrimeo.

Consejo #3: Limpieza del coche

Limpia frecuentemente el coche por dentro, sobre todo, si tienes o has llevado una mascota (perro, gato..), su pelo es muy alergénico.

Consejo #4: Horas del día más sensibles

Evita conducir al amanecer y en zonas húmedas ya que hay mayor concentración de polen.

Consejo #5: Medicamentos y antihistamínicos

Si ya has acudido a tu médico y te ha recetado una medicación para combatir tu alergia, lee bien el prospecto. Algunas medicinas pueden producir somnolencia. Si ese es uno de sus efectos, ¡cuidado al volante! Lo mejor es que consultes con tu médico cuál es la mejor medicación para combinarla con la actividad de conducir.

¿Qué te han parecido estos consejos? Si añadirías alguno más, ¡compártelo con el club de los conductores alérgicos!

 

 

 

Te ayudamos a reclamar tu indemnización GRATIS

Cuéntanos tu caso y te ayudamos a reclamar

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook
5 Consejos para conductores alérgicos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *