Cervicalgia Postraumática, Reclama tu Indemnización GRATIS

Cervicalgia postraumática

La cervicalgia postraumática es la lesión más común de la espalda, y consiste en una tensión extrema generada en los músculos del cuello, que se refleja en dolores muy fuertes en los hombros, la cabeza y la columna vertebral.

En este artículo vamos a explicar cómo se produce esta dolencia, sus principales síntomas, el tratamiento para la recuperación y las opciones de reclamar una indemnización por accidente de tráfico.

Sigue leyendo y te lo explicamos todo punto por punto.

Cervicalgia postraumática: síntomas y origen

La cervicalgia postraumática es una secuela que, por lo general, nace a raíz de un movimiento brusco que lesiona el cuello.

En el ámbito de los accidentes de coche se suele confundir con el latigazo cervical, que es el movimiento violento que provoca la cervicalgia postraumática.

Este movimiento es el que se produce en un alcance o choque trasero, lo que provoca una flexión del cuello muy violenta que provoca el esguince cervical o cervicalgia por accidente de tráfico.

Cuando la sintomatología incluye mareos, vértigos y cefaleas, entonces hablamos del síndrome postraumático cervical, que es el cuadro clínico que identifica esta situación.

Saber diferenciar todas ellas es fundamental cuando reclamamos una indemnización, ya que según el baremo de accidentes, recibiremos más o menos cantidad según sea el caso.

Los síntomas de la cervicalgia también surgen por adoptar malas posiciones al sentarse o al dormir de una manera incorrecta, así como al realizar un mal movimiento y.

En otros casos no tan comunes pueden aparecer por motivos virales, bacterias, ansiedad o por una hernia discal.

Este tipo de contracturas en los músculos causan dolores a la altura de la cervical, llegando en ocasiones hasta la espalda y hombros.

La cervicalgia también provoca mareos y dolor de cabeza, e incluso en la zona afectada podrías sentir cosquilleo y adormecimiento.

Esta lesión es una de las más dolorosas e incómodas que una persona puede sentir. De hecho, según su intensidad, la cervicalgia postraumática puede requerir cuidados y tratamientos especializados para lograr la recuperación, lo que imposibilita acudir al trabajo y hacer vida normal

Si te descuidas o no le das importancia, el proceso de recuperación será más lento y los dolores serán más recurrentes.

Sabías que con un abogado particular puedes conseguir hasta 5 veces más de indemnización?

Mira este artículo

Indemnización por accidente de trafico con cervicalgia postraumática

Si padeces esta patología tras un choque conduciendo, desde CarCrash.es vamos a explicarte paso a paso cómo puedes reclamar una indemnización por accidente de tráfico con cervicalgia postraumática.

En muchas ocasiones, las personas que padecen esta dolencia dudan en iniciar un proceso legal por accidente de tráfico, sobre todo si las lesiones no son agudas o no causan mayor molestia.

Por muy leve o insignificante que  sean los accidentes, la ley prevé la posibilidad de recibir una indemnización por cervicalgia, tal como adelantábamos antes.

Calculadora de indemnización por accidente

Además, según la intensidad, la sintomatología y los días impeditivos la cantidad a percibir puede variar considerablemente.

 

La edad y la gravedad de los daños, entre otros factores, se ponderan conjuntamente para realizar la valoración final fundamentada en los puntos establecidos en el baremo de accidentes, y que revisa un perito o forense.

Mientras que a la parte económica la calcula un abogado especialista en accidentes de tráfico como los que puedes encontrar en CarCrash.es.

Cervicalgia, secuelas posibles

¿Por qué es importante reclamar?

Pues porque los problemas derivados de una cervicalgia postraumática pueden persistir toda la vida, afectando negativamente al desarrollo de los quehaceres cotidianos.

Teniendo en cuenta que las aseguradoras velan más por sus intereses que por los del accidentado, es más recomendable contratar a un abogado especializado en accidentes de tráfico.

Esto es así porque un letrado independiente luchará por tus derechos comprometiéndose con tu causa, defendiendo lo que te corresponde por ley, tal como hacemos en CarCrahs.es: si tu no cobras, nosotros tampoco.

Los dolores cervicales, por lo general, quedan y se repiten de manera recurrente una vez has sufrido la lesión. De hecho, el porcentaje de conductores que, a consecuencia de un latigazo cervical, quedan sufriendo este tipo de patologías es muy alto.

Además, es una afección muy frecuente en  profesionales de la conducción como taxistas, camioneros o chóferes de autobús, entre otros.

La recuperación de esta dolencia dependerá, en gran medida de la rehabilitación y del interés del paciente, ya que el reposo es indispensable.

De esta manera, el seguimiento médico es muy importante, y debe realizarse un seguimiento varios años después de haber sufrido la lesión para sus síntomas no vuelvan a aparecer.

Por esta razón, en nuestro servicio también gestionamos el acceso gratuito a centros de rehabilitación para que no debas preocuparte por ello.

Lo que sí es clave para el éxito de esta recuperación, es en primer lugar la disciplina, seguida  del ejercicio que es una de las cosas más importantes que aconsejan los médicos para la mejora en estos casos; se trata de unas recomendaciones que aseguran una restablecimiento exitoso y beneficioso siempre y cuando se las siga fielmente por un buen tiempo.

Cómo prevenir y tratar la cervicalgia postraumática

Nunca está demás conocer algunos consejos prácticos para prevenir la cervicalgia traumática, así como para mantener una espalda sana y libre de dolores.

Aún así, siempre debes contar con el diagnóstico y tratamiento profesional de un médico cualificado:

  1. Duerme en un colchón que sea firme para mantener una postura recta, porque el reposo es lo primero que dificulta la cervicalgia. En la mayoría de los casos las personas no consiguen dormir bien sufren desvelos y un gran malestar. En este caso, lo mejor es evitar la tensión que se origina de forma irregular en los músculos afectados, que en gran medida también afecta una mala posición al dormir. Así, lo ideal es descansar en una postura recta y horizontal.
  2. No utilices almohadas altas para descansar: elige aquellas que ofrezcan una posición curva.
  3. Adoptar una posición recta al sentarse siempre que aparezcan los dolores de espalda. Forzar una posición curva genera tensión en la zona cervical (cuello, hombros y espalda), además de generar grandes molestias. Por lo general, la mayoría de las personas adoptan malas posturas corporales sobre todo por comodidad. Pero con el tiempo generan grandes lesiones que se mantendrán a largo plazo, sobre todo en la vejez.
  4. Sentarse bien frente al ordenador: si tu trabajo depende de estar sentado frente a un ordenador, debes situarlo de la forma correcta y a la altura adecuada para no tener que portar posiciones incómodas y con una inclinación que te obligue a mantener los músculos en tensión.
  5. A la hora de levantar objetos pesados, mantén la espalda recta: cuando vayas a elevar un peso considerable, es importante que lo hagas de una manera adecuada, sin esforzar los músculos y, a ser posible doblando las rodillas.
  6. Realiza ejercicios para generar distensión en los músculos afectados: las dolencias en el cuello (cervicalgia postraumática), son señales de que los músculos se superponen de una manera incorrecta por diferentes motivos, como golpes o malas posturas, lo que provoca distensión en esos tejidos y, por tanto, los dolores en la zona superior. La rehabilitación consiste en la activación de los músculos para llevarlos a su lugar de origen. Todos los movimientos realizados deben estar bajo la supervisión de un experto, aunque hay rutinas caseras y muy sencillas que se pueden realizar para ayudar a la recuperación sin la supervisión de un médico.
  7. Calor en la zona afectada: coloca paños calientes o una manta eléctrica para sentir alivio casi inmediato.
  8. Aplica frío para los lugares donde se encuentren las contracciones musculares: es recomendable un especialista como un fisioterapeuta realice masajes en las zonas donde se encuentren las tensiones, además de colocar pañuelos con agua fría o hielo para bajar la tensión.
  9. Usa analgésicos y relajantes musculares: esta es una de las soluciones más rápidas para los dolores repentinos.
  10. Asiste a rehabilitación con un fisioterapeuta: es indispensable hacer rehabilitación bajo la supervención de un médico especializado en traumatología, como también recibir masajes por un especialista, sobre todos en los primeros meses después hacer recibido el diagnóstico.

Ahora que ya tienes toda la información sobre la cervicalgia postraumática, recuerda que lo primero es tu salud, la recuperación y luchar por tus derechos.

Y para esto último puedes contar con nosotros.

Foto de Freepik

Te ayudamos a reclamar tu indemnización GRATIS

Cuéntanos tu caso y te ayudamos a reclamar

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook
Cervicalgia Postraumática, Reclama tu Indemnización GRATIS

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *