¿Conducir con el abrigo puesto? ¡Jamás!

Chica conduciendo con abrigo

Durante los meses de invierno, las bajas temperaturas hacen que nos cubramos de capas y más capas para combatir el frío, y sea impensable salir de casa sin nuestra chaqueta o abrigo.

¡Nadie quiere congelarse!

Pero hay un error que muchos conductores y pasajeros cometen, y es no quitarse el abrigo antes de ponerse el cinturón.

Según un estudio realizado por la fundación CEA (Comisariado Europeo del Automóvil) para detectar los hábitos equivocados a la hora de conducir, más del 15% de los encuestados afirmaban conducir habitualmente con el abrigo puesto. Si tú también cometes este error al volante… ¡es hora de cambiarlo!

Calculadora de indemnización por accidente

¿Y por qué es tan importante quitarse el abrigo? A continuación, te explicamos qué efectos conlleva llevar el abrigo puesto en caso de accidente.

PROBLEMAS

  • El abrigo limita nuestra libertad de movimientos: Los abrigos, sobre todo los de plumas y muy voluminosos, impiden que podamos conducir con comodidad y soltura ya que limitan nuestros movimientos, especialmente en los brazos.
  • Ajuste incorrecto del cinturón de seguridad: El cinturón de seguridad debe quedar ajustado correctamente al cuerpo para que, en caso de accidente, retenga a la persona y evite que salga disparada hacia delante o sufra una lesión. El abrigo genera un colchón de aire entre nuestro cuerpo y el cinturón de seguridad. Por lo tanto, se reduce la función de retención produciéndonos, en caso de accidente, una lesión. Además, en el caso de accidentes más graves como un vuelco, el abrigo impediría que el cinturón te sujetara firmemente y evitar una lesión.
  • Asistencia de los servicios de emergencia: Es importante tener en cuenta que los servicios de emergencia que asisten a accidentados y heridos que llevan el abrigo puesto, les es mucho más difícil de atender que los que no lo llevan.

RECOMENDACIONES

  • Activar el aire acondicionado o el climatizador a una temperatura constante entre 19º y 23º.
  • Usar ropa cómoda y flexible que no limite tus movimientos.
  • Utilizar un calzado cómodo que te permita pisar los pedales con fuerza y precisión. Chicas, ¡prohibido conducir con tacones!

No hemos de olvidar que llevar a los niños con el abrigo puesto en su sillita infantil conlleva los mismos riesgos. El cinturón de seguridad o arnés con el que sujetemos al niño, ocasionará los mismos problemas que hemos comentado anteriormente si no le quitamos la chaqueta.

Y ahora que ya sabes por qué no debes llevar el abrigo puesto, ¡comparte para que tus amigos puedan informarse!

Te ayudamos a reclamar tu indemnización GRATIS

Cuéntanos tu caso y te ayudamos a reclamar

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook
¿Conducir con el abrigo puesto? ¡Jamás!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *