Conducir más allá de los 75 años, ¿están preparados nuestros mayores?

Conducir más allá de los 75 años, ¿están preparados nuestros mayores?

Cuando sale a relucir en una conversación o discusión legal el tope de edad para permitir a un ciudadano usar el coche, se dan a conocer muchas opiniones sobre la posibilidad de conducir más allá de los 75 años, y si nuestros mayores están preparados para asumir el reto.

Lo cierto es que la medicina ha comprobado que, con el paso de los años, los reflejos pierden velocidad de respuesta, y conducir un vehículo requiere de mucha concentración y una respuesta rápida frente a un incidente.

De acuerdo a las estadísticas que maneja la Dirección General de Tráfico (DGT), el número de conductores mayores de 70 años se ha incrementado en un 55% entre el año 2005 y 2015, cifra que pareciera ir en paralelo con el envejecimiento de la población promedio en España.

Algunas personas apoyan la opción de establecer un límite de edad para emitir el carnet de conducir. Los recientes accidentes de tráfico en los que se han visto involucradas personas mayores de 75 años respaldan ese argumento.

Límite para el carnet de conducir

Hasta no hace mucho, en el 2015 la DGT practicaba controles cada dos años sobre los adultos mayores de 70 años para la renovación del carnet de conducir, pero luego pasaron a aplicar los controles europeos cada cinco años.

Los que genera inquietud es que dicha medida incrementará el número de adultos mayores frente del volante, aumentando así el riesgo de siniestralidad tanto para ellos como para el resto de los conductores.

Por otro lado, la población española es una de las que presenta mayor promedio de envejecimiento, al no contar con una tasa de natalidad suficiente que rejuvenezca la generación productiva del país.

No solo vista y oído

Por otro lado, están aquellos partidarios de no limitar la libertad de los adultos mayores y dejar que sean los médicos quienes determinen si aún tienen la capacidad para conducir.

Calculadora de indemnización por accidente

Para algunas personas mayores de 75 años les basta hacerse un chequeo médico que confirme el buen estado de su vista y de los oídos.

Quienes defienden a los conductores mayores de 75 años aseguran que estos son más precavidos al volante reduciendo la velocidad, mientras que los jóvenes, en su mayoría, son los que cometen la imprudencia de conducir con exceso de velocidad.

Es sabido que muchas veces el motivo por el que los adultos mayores conducen con menos velocidad y más precaución es porque saben que han perdido parte de la efectividad de sus reflejos.

De hecho, según un estudio de la Fundación Mapfre, la capacidad más disminuida es la vista (45%) seguida de los reflejos (25%) y el oído (17%).

Tomar medidas

En estos casos, lo más común es que la familia tenga sobrelleve la negación del mayor que no acepta la desmejora en sus facultades como conductor, ya que ya no es tan ágil como antes.

Ellos, por lo general, esgrimen que tienen más de 40 o 50 años de experiencia al volante, y parece que con ese argumento desmontan cualquier argumento en contra, porque creen que la conducción solo se reduce a la experiencia en la carretera.

Existen otras posiciones que plantean tomar medidas que sirvan para brindarle a las personas mayores la posibilidad de conservar parte de su independencia y reducir las probabilidades de accidente de tráfico.

En primer lugar, se propone que no conduzcan en horas de alto tráfico; segundo, que no conduzca largas distancias, ya que el cuerpo se resiente; y tercero, que pueda contar con el apoyo de un familiar (por ejemplo un hijo) en un momento determinado, si se trata de un desplazamiento con mucho riesgo. Se trata de la seguridad tanto de ellos como del resto de los conductores que transitan por la vía.

Puesto que existen opiniones divididas acerca del tema, ¿tú que opinas?

Te ayudamos a reclamar tu indemnización GRATIS

Cuéntanos tu caso y te ayudamos a reclamar

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook
Conducir más allá de los 75 años, ¿están preparados nuestros mayores?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *