Indemnización por atropello en un paso de peatones

indemnizacion-por-atropelloblog

Cada vez que tienes que cruzar por un paso de peatones sin semáforo te entran dudas. Piensas en si el coche que viene a lo lejos se detendrá o no. No sabes si dar un paso al frente o seguir esperando hasta que no veas a ningún vehículo acercarse en tu dirección.


Cuando te sacas el carné de coche, una de las primeras cosas que te enseñan en la autoescuela es que el peatón tiene prioridad en los pasos de cebra, tengan o no semáforos. Sueles ir con precaución en cada uno de los cruces y, pese a ello, un coche puede llegar y atropellarte.


Los peatones suelen ser uno de los colectivos más desprotegidos dentro del código de circulación. A diferencia de un vehículo, si sufres un golpe mientras cruzas una vía, la carrocería que lo frena es tu cuerpo. Los daños por lo general son inevitables. Por pequeño que sea el susto, te llevas como mínimo un fuerte traumatismo.

Si vas andando y sufres un arrollamiento, no sueles tener una protección mecánica frente a ese percance. Eso significa que no siempre tendrás garantizada una indemnización por atropello en un paso de peatones, a pesar de que la protección legal es buena.


Cuándo puedes reclamar una indemnización por atropello en un paso de peatones

Para que un peatón pueda iniciar una reclamación de una indemnización por atropello, el accidente se ha tenido que producir en un paso de peatones debidamente señalizado. Éstas son las tres posibilidades que puedes encontrar:

 

  • Pasos de peatones sin semáforo: Las personas tienen prioridad en los pasos de cebra aunque no estén regulados por semáforos. Eso es algo que los conductores tienen que saber. Cuando empiezas las prácticas en cualquier autoescuela, una de las primeras indicaciones del profesor es que reduzcas la velocidad al acercarte a los pasos de peatones y te detengas si alguien espera para cruzar. Seguro que conocéis a algún amigo que el día del examen de conducir no cedió el paso a un peatón y, por ese despiste, suspendió.

 

  • Semáforo en verde para peatones: Cuando el cruce está regulado por semáforo y, como peatón, lo tienes en verde para cambiar de acera, si sufres un atropello, además del golpe, recibirás una indemnización. En cualquier caso, siempre deben existir pruebas evidentes como: vídeos de seguridad, testigos presenciales, atestados policiales o una confesión del propio infractor.

 

Suscríbete y no te pierdas nada

  • Semáforo en rojo para peatones: En caso de que el semáforo te marque en rojo la prohibición de cruzar como viandante, lo mejor es respetarlo. Si te arriesgas puede que un vehículo te arrolle y la indemnización por atropello en un paso de peatones, será más complicada. A pesar de todo, existen posibilidades de pedir una compensación. Dependiendo del caso se puede alegar concurrencia de culpas. Es decir, puede que el conductor se estuviera saltando alguna norma del reglamento de circulación. Por ejemplo, si tu cruzas mal, pero un coche viene a más de 60 km/hora, va por encima de la velocidad permitida en vías urbanas.


Debes saber que siempre habrán excepciones que no cubrirán los seguros. Si tu comportamiento es doloso o fraudulento, olvida cualquier indemnización. Hay personas que fingen un atropello para buscar que se les pague una indemnización. En ese caso, no se cobra nada e, incluso, podría haber una denuncia por fraude. Y cada vez se están poniendo más serios con estas irresponsabilidades.


Puedes recibir una compensación sin sufrir lesiones físicas

En caso de ser atropellado es complicado no sufrir ningún tipo de traumatismo. Si tienes esa suerte y el percance no te produce ningún daño físico, considera que siguen existiendo un par de causas por las que reclamar.

Los daños materiales: si llevas encima el móvil, ordenador, un reloj o similar, y sufren algún desperfecto, recibirás una compensación. La indemnización será inferior a la cantidad que marque el mercado, ya que se descuenta una serie de impuestos y amortizaciones.

Los daños psicológicos: éstos son más complicados de demostrar. Hay que pasar por una serie de diagnósticos y tratamientos profesionales. Serán las base o prueba para poder pedir una indemnización.


¿Qué necesito para pedir una indemnización por atropello?


Principalmente hacen falta pruebas. Tienes que demostrar que has sido arrollado realmente por un vehículo y que tus lesiones vienen provocadas por dicho accidente. Se aceptan como prueba los atestados policiales. También si el conductor reconoce que cometió dicho atropello.


Los partes médicos jugarán un papel fundamental. Al igual que cualquier testigo presencial que pueda contar lo sucedido. En ocasiones, el daño es grave y la persona que sufre el atropello no recuerda nada. En ese tipo de casos, los testigos son indispensables y también cualquier prueba documental como vídeos o imágenes.
El seguro posteriormente cubrirá gastos médicos, fármacos, días de baja, indemnización en caso de fallecimiento… Esta indemnización se calculará mediante los baremos vigentes de cada año.

En caso de sufrir un atropello y no saber cómo actuar, te recomendamos que busques asesoramiento profesional. Desde CarCrash podemos ayudarte si nos das la opción de conocer tu caso de manera personalizada. Buscaremos la máxima indemnización posible.

 

Cuéntanos tu caso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *