Indemnización por Atropello: Cómo Reclamar las Lesiones

Indemnización por atropello: cómo reclamar por las lesiones sufridas

Si lamentablemente te has visto en la penosa situación de sufrir un accidente de tránsito, es posible que estés desconcertado o desinformado acerca de si debes realmente o no reclamar la indemnización por atropello, es decir, si te corresponde reclamar las lesiones.

Si es tu caso, en esta guía vamos a explicarte paso a paso cómo debes actuar ante estos casos y algunas recomendaciones valiosas para superar este momento.

¿Qué debes hacer ante un accidente por atropello?

Como en cualquier accidente, lo primero que se recomienda es que la víctima, siempre que sea posible, haga una evaluación visual general sobre lo ocurrido, se comunique inmediatamente con las autoridades competentes y si es necesario, llamar a emergencias para que puedan presentarse rápidamente al lugar y atender a los posibles lesionados.

Claro está que en esta circunstancia siempre estará presente el miedo y la angustia por ser un hecho brusco y traumático. Sin embargo, es fundamental identificar cuanto antes al responsable del siniestro y hablar con él para evitar que se dé a la fuga o no se quiera responsabilizar del accidente.

En España la ley siempre buscará que la persona que sufra el atropello pueda ser atendida correctamente y sea indemnizada por completo, y más aún si existen lesiones sean visibles o no.

Por este motivo es importante que recibas asistencia médica lo más pronto posible, para que exista un aval de cómo se encuentra tu estado físico y mental justo después del accidente.

¿Qué debes tener en cuenta ante un atropello?

Si realmente cumplías con las normas de circulación establecidas y te desplazabas correctamente por la zona peatonal pendiente de los semáforos y sufres un accidente de este tipo por un conductor de coche, moto o bicicleta, puedes reclamar una indemnización por atropello a la compañía aseguradora por todos los daños que padezcas.

Dentro de este accidente puedes considerar (además de las lesiones personales) tus pertenencias, como por ejemplo: tu vestimenta si fuiste arrollado y arrastrado por al suelo, si se te rompieron accesorios como relojes, gafas, cadenas o dispositivos entre los cuales están los teléfonos móviles, laptop, tablet u otros.

Por eso, la víctima de atropello debe acudir y declarar ante la policía o Guardia Civil, quienes se preocuparán de realizar un atestado del accidente.

Así, debes asegurarte de que dentro del mismo se reflejen las verdaderas causas del hecho y los daños materiales para hacerlos constar en el parte. Asimismo, se pueden anexar fotos o vídeos dentro del informe de atestado, para luego poder reclamar a la compañía y que quede claro que fueron dañados a consecuencia del accidente.

Luego, debes justificar el coste de los mismos materiales con las facturas o los recibos de compra de todos los objetos mencionados en la declaración.

Es realmente necesario que cualquier víctima de un atropello busque el asesoramiento profesional de un abogado independiente con experiencia, ya que este velará por la mejora y defensa de los derechos del lesionado sin estar inclinado o favoreciendo los intereses de la aseguradora del coche, tal como hacemos desde CarCrash.es

Ten en cuenta que las aseguradoras siempre tratarán de pagar lo menos posible, y los abogados de estas compañías siempre trabajan a su conveniencia reduciendo los daños al mínimo posible.

Si quieres saber más sobre este punto, te recomendamos este artículo donde explicamos las grandes diferencias entre abogados particulares y de aseguradoras.

Te llevarás más de una sorpresa.

Leyes que analizan causas del accidente

En nuestro país existen algunas leyes que velan por el bienestar de los que sufren atropello:

  • Legislación aplicable con la Ley 35/2015 del 22 de septiembre, para la reforma del sistema usado para la valoración de daños y perjuicios causados a las víctimas en accidentes de circulación.
  • Desde el primero de enero de 2016, también se creó una ley para atropellos en años anteriores cuyas lesiones se estabilicen, curen o posiblemente se conviertan en secuelas.

De esta manera, si lo has sufrido en los últimos meses del año 2015, es posible que tengas que aplicar el conocido Baremo 2016, el cual distingue tres tipos fundamentales de indemnizaciones por atropello, que son:

Calculadora de indemnización por accidente
  • Por causa de muerte
  • Secuelas
  • Lesiones temporales.

Ello no deja de lado las consideraciones importantes que explican quiénes son beneficiarios, cómo se valora el daño corporal sufrido, el perjuicio patrimonial y la gestión de los herederos en caso de muerte del atropellado.

Considerando el último caso de indemnización (que el atropellado fallezca), se debe incluir la posibilidad de que presente primero lesiones temporales y, a posteriori, fallezca.

También se tiene en cuenta si la persona pasa un tiempo hospitalizada, ya que ello supone un perjuicio económico causado también a familiares, ya sean ascendentes o descendientes.

Continuando con las aplicaciones del Baremo, se puede apreciar en la página número 15 lo siguiente:

Son secuelas las deficiencias físicas, intelectuales, orgánicas y sensoriales y los perjuicios estéticos que derivan de una lesión y permanecen una vez finalizado el proceso de curación.

Esto se refiere a que la persona tiene derecho a reclamar cuando tras las lesiones padecidas ha tenido pérdida de su calidad de vida, ya sea por su condición física, psicológica o económica por los gastos que ha tenido que afrontar para mejorar, y el ingreso que ha dejado de percibir por su condición delicada (lucro cesante).

Asimismo, en el artículo 134 refiriéndose a las consideraciones de lesiones temporales, se aclara:

Son lesiones temporales las que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final de su proceso curativo o hasta la estabilización de la lesión y su conversión en secuela.

Aquí se tiene en consideración las consecuencias que pueden traer secuelas o muerte de la víctima.

¿Cómo reclamar las lesiones por atropello?

Indemnización por atropello, ¿cómo reclamar las lesiones?

 Sabemos que el accidente de tráfico puede producirse de manera fortuita o por culpa del propio conductor del vehículo por imprudencia.

Pero sigue siendo de vital importancia que el atropellado haga la denuncia en el plazo de tiempo más corto posible, poniéndose en contacto rápidamente con un abogado que le ayude a contactar con la aseguradora del dueño del vehículo, formalizar la denuncia y llevar seguimiento de los pasos realizados por la compañía del seguro.

En nuestro caso no debes preocuparte por los costes, ya que nos preocupamos por ayudarte realmente en este los accidentes de tráfico por atropello totalmente gratis, incluso con la rehabilitación que puedas necesitar. Si tu no cobras la indemnización por atropello, nosotros tampoco.

CarCrash.es somos el primer despacho de abogados online especializado en accidentes de tráfico de nuestro país, y ofrecemos una defensa más rápida y fuerte de tus derechos frente a las aseguradoras.

Si has sufrido un accidente de este tipo, tan solo debes rellenar el formulario para comprobar que puedes reclamar tu indemnización y nosotros nos comunicaremos contigo para asesorarte en todo lo que necesites para solucionar tu caso de la forma más efectiva posible.

Además, no debes preocuparte por los costes, ya que como te decíamos antes, no cobramos honorarios si no ganas la indemnización por atropello.

Desde nuestro despacho online te podemos ofrecer la solución más rápida sin sufrir las duras negociaciones de las aseguradoras, que siempre se inclinarán por buscar pagarte menos de lo que realmente deben (generalmente hasta 5 veces menos).

No lo dudes, déjate guiar por verdaderos expertos en accidentes por atropello que están preparados durante los siete días de la semana para ayudarte a conseguir una indemnización justa.

Te ayudamos a reclamar tu indemnización GRATIS

Cuéntanos tu caso y te ayudamos a reclamar

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook
Indemnización por Atropello: Cómo Reclamar las Lesiones

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *