Indemnización por atropello

atropello

La indemnización por atropello no siempre está garantizada en la práctica, a pesar de que la protección legal es buena. Los peatones son uno de los colectivos más vulnerables en la circulación, ya que no tienen protección mecánica frente a atropellos.

Cuando un hombre es atropellado puede reclamar frente al conductor responsable que le indemnice por los daños personales y materiales ocasionados.

Indemnización por atropello en un paso de peatones

Si el atropello ha sucedido en un paso de cebra en España y éste estaba convenientemente señalizado, el peatón puede iniciar una reclamación.

El semáforo estaba en verde: El peatón puede ser indemnizado en cualquier caso, siempre que existan pruebas fehacientes, como vídeos de seguridad, atestados policiales, testigos o confesión del infractor.

El semáforo estaba en rojo: En este caso, es más difícil que se produzca la indemnización, pero en algunos casos pueden alegarse concurrencia de culpas. Es decir, que el conductor tampoco cumplió con el reglamento de conducción.

No había semáforo: Los conductores tienen la obligación de reducir la velocidad cuando se acercan a un paso de cebra debidamente señalizado, por tanto, la mujer u hombre atropellado están cubiertos por la ley.

Por supuesto, hay excepciones que no cubren los seguros, como comportamientos dolosos o con ánimo de fraude por parte del peatón.

Indemnización por atropello sin lesiones físicas

Este caso es válido para peatones y ciclistas atropellados. El atropello no ha producido lesiones físicas, pero siguen existiendo dos causas que pueden reclamar:

  • Daños materiales.
  • Lesiones psicológicas.

En cuanto a los daños materiales, lógicamente el peatón debía portarlos encima. El valor que se calcula sobre los mismos no es el precio de mercado, sino uno menor, debido al descuento de impuestos y amortizaciones.

Las lesiones psicológicas son más difíciles de demostrar y deben pasar por un proceso de diagnóstico y tratamiento profesional, que luego debe servir de base para presentar una reclamación, de modo que pueda ser probado.

¿Has sufrido un accidente? Calcula tu indemnización GRATIS

Otras circunstancias

Cuando no existe un paso de cebra en el lugar del accidente, la ley contempla situaciones en las que el vehículo no tiene preferencia o está obligado a extremar la precaución. Una de sus obligaciones es conducir de manera segura, de forma que no ponga en peligro la vida y la seguridad de otros vehículos y peatones.

En giros de calle: Si un coche gira para entrar en otra vía está obligado a extremar las precauciones. En este caso, no es necesario que exista un paso de peatones. Si atropella a alguien, el peatón tiene derecho a reclamar por las lesiones y los daños materiales.

Arcenes sin zona peatonal: Estas zonas son especialmente peligrosas para los peatones, puesto que están más expuestos a la circulación del tránsito. Las víctimas de atropello tienen derecho a indemnización.

Al bajar o subir de vehículos de transporte colectivo: Éste es otro de los casos habituales, sobretodo en grandes ciudades y grandes avenidas, donde la velocidad de circulación es rápida. No es necesario que el peatón estuviera sobre un paso de cebra para poder reclamar.

¿Qué es necesario para pedir una reclamación?

Son necesarios básicamente dos elementos:

  • Pruebas: Es necesario probar que ha existido el atropello y que las lesiones sean consecuencia del mismo. Como pruebas, son válidas los atestados policiales, el reconocimiento del conductor responsable, los partes médicos, testigos y pruebas documentales (vídeos e imágenes) del mismo.
  • Comportamiento no doloso por parte del peatón. La ley contempla la picaresca y, en los casos en los que el peatón provoque el accidente, no le corresponderá ningún tipo de indemnización.

¿Qué cubre el seguro?

Por norma general, la Ley que regula los accidentes de tránsito especifica que, en estos casos, la víctima del atropello está protegida por las siguientes contingencias:

  • Gastos médicos (días de hospitalización, cuidados intensivos y cirugías).
  • Fármacos y medicamentos.
  • Días de baja laboral.
  • En su caso, gastos de sepelio e indemnización por fallecimiento.

Cada contingencia tiene sus propias cuantías asignadas, pero lo más fácil es realizar el cálculo de indemnización por accidente de una forma más directa.

Baremos de accidente

El año en el que tuvimos el accidente es importante para establecer la cuantía final de la indemnización y la cobertura de la misma.

Aún hoy hay dos baremos vigentes, correspondientes a los años 2014 y 2016. Conviene recordar que el plazo para reclamar es limitado y depende del tiempo de recuperación del paciente.

Si las reclamaciones se interponen por la vía civil, es posible reclamar dentro de un año desde que se estabilizaron las heridas.

Por norma general, las situaciones que contemplan estos baremos son las siguientes:

  • Días impeditivos, correspondientes a situaciones de baja laboral.
  • Días no impeditivos, que son aquellos en los que hay una limitación que no impide realizar la actividad laboral normal.
  • Días de hospitalización y días en la Unidad de Cuidados Intensivos.
  • Por intervención quirúrgica.

Si se encuentra en esta situación le recomendamos que consulte con un profesional que pueda darle una respuesta personalizada a su caso.

Te ayudamos a reclamar tu indemnización GRATIS

Cuéntanos tu caso y te ayudamos a reclamar

Indemnización por atropello
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mediante el envio de mis datos personales confirmo que he leido y acepto la politica de privacidad de CarCrash.es